La Santísima Trinidad

Porque por gracia sois salvos

Búsqueda personalizada
Diccionario bíblico

Página Principal
Locations of visitors to this page

Textos tomados de:
La Confesión de Fe de Londres de 1689
La Confesión Bautista
1689 a 1989
Edición de Aniversario
300 Años
Publicada por
Iglesia Bautista Bereana
Río Piedras, Puerto Rico

Iglesia Bautista de la Gracia
Calle Alamos No. 351
Col. Ampliación Vicente Villada
Cd. Netzahualcóyotl, Estado de México CP 57710
Teléfono 5793-0216
Textos tomados de:
Definiciones de Doctrina
Volumen I
La Doctrina de Dios
Claude Duval Cole
Copyrights: Iglesia Bautista de Bryan Station. 1968

Iglesia Bautista de la Gracia
Calle Alamos No. 351
Col. Ampliación Vicente Villada
Cd. Netzahualcóyotl, Estado de México CP 57710
Teléfono 5793-0216

Los textos citados anteriormente se encuentran en la parte  inferior de esta tabla

Confesión de Fe de Londres

Capítulo 2
Dios y la Santa Trinidad


La Divinidad se compone de tres personas: Dios Padre, Dios Hijo (o Verbo) y Dios el Espíritu Santo (1 Jn. 5.7; Mt. 28.19; 2 Co. 13.14).

Son uno en sustancia, poder y eternidad. Cada uno es enteramente Dios, pero a la vez Dios es uno e indivisible (Ex. 3.14; Jn. 14.11; 1 Co. 8.6)

El Padre no es de nadie, ni es engendrado ni procedente de nadie; el Hijo es engendrado al eterno del Padre (Jn. 1.14,18), y el Espíritu Santo procede del Padre y del Hijo (Jn. 15.26; Ga. 4.6)

Estas tres personas divinas, siendo un solo Dios eterno, indivisible en su naturaleza y ser, son distinguidos en las Escrituras por sus relaciones personales dentro de la divinidad, y por la variedad de obras que efectúan. Su unidad triple (es decir, la Trinidad) es la base esencial de nuestra comunión con Dios y del consuelo que recibimos de nuestra confianza en El.

1Jn. 5:7 Porque tres son los que dan testimonio en el cielo: el Padre, el Verbo y el Espíritu Santo; y estos tres son uno.
Mat. 28:19 Por tanto, id, y haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo;

2Co. 13:14 La gracia del Señor Jesucristo, el amor de Dios, y la comunión del Espíritu Santo sean con todos vosotros. Amén.

Ex. 3:14 Y respondió Dios a Moisés: YO SOY EL QUE SOY. Y dijo: Así dirás a los hijos de Israel: YO SOY me envió a vosotros.
Jn. 14:11 Creedme que yo soy en el Padre, y el Padre en mí; de otra manera, creedme por las mismas obras.
1Co 8:6 para nosotros, sin embargo, sólo hay un Dios, el Padre, del cual proceden todas las cosas, y nosotros somos para él; y un Señor, Jesucristo, por medio del cual son todas las cosas, y nosotros por medio de él.

Jn. 1:14 Y aquel Verbo fue hecho carne, y habitó entre nosotros (y vimos su gloria, gloria como del unigénito del Padre), lleno de gracia y de verdad.
Jn. 1:18 A Dios nadie le vio jamás; el unigénito Hijo, que está en el seno del Padre, él le ha dado a conocer.

Jn. 15:26 Pero cuando venga el Consolador, a quien yo os enviaré del Padre, el Espíritu de verdad, el cual procede del Padre, él dará testimonio acerca de mí.
Gal. 4:6 Y por cuanto sois hijos, Dios envió a vuestros corazones el Espíritu de su Hijo, el cual clama: ¡Abba, Padre!

Las citas son tomadas de:
La Santa Biblia
Reina-Valera (1960)
e-Sword
Versión 7.6.1
Copyright 200-2005
Rick Meyers
All Right reservd worldwide
E-Sword is given freely to all
To learn more visit:
www.e-sword.net/support.html
e-sword is a registered trademark of Rick

La Doctrina de Dios

Capítulo II
III Dios es un ser trino y uno

Hay una sola esencia divina subsistiendo en tres personas: Padre, Hijo y Espíritu Santo. Dios es Tri-uno, tres en uno. A principios del siglo IV, un joven teólogo llamado Atanasio formuló la afirmación que fue incorporada en el Credo Niceno: "Adoramos a un Dios en trinidad y una trinidad en unidad, ni confundimos las personas ni dividimos la sustancia". Esta es una afirmación extraordinaria, profunda en su claridad y simplicidad.

Dios tiene tres modelos de existencia, tres centros de conciencia personal.
El es uno esencialmente, pero tres personas relativamente. Y en esta relación El existe como Padre, Hijo y Espíritu Santo.
El Dr. Strong describió esto como sigue:
"En la materia de fuente, origen y autoridad, El es el Padre.
En la materia de expresión, mediación y revelación, El es el Hijo.
En la materia de aprehensión llamamiento, cumplimiento y realización, El es el Espíritu". El Dr. Strong también resume las diferentes características entre la obra del Hijo y la obra del Espíritu en las tres afirmaciones siguientes:

1. Cristo es el órgano de la revelación externa, el Espíritu es el órgano de la revelación interna.
2. Cristo es nuestro abogado en el cielo; El Espíritu Santo es nuestro abogado en el alma.
3. En la obra de Cristo nosotros somos pasivos; en la obra del Espíritu Santo somos hechos activos.

Tal como un hombre sin la Biblia nunca ha descubierto al único Dios verdadero, sin la Biblia tampoco descubrirá una trinidad de personas en la Deidad. La tri-unidad es inescrutable para la razón humana, y no existe una prueba racional de ella.

La Biblia nos muestra las matemáticas celestiales y a ellas iremos para probar la Tri-unidad de Dios:

  1. Tenemos la Tri-unidad en los nombres plurales de Dios. El primer nombre de Dios con el que nos encontramos en la Biblia es plural: "En el principio creó (singular) Dios (Elohim, plural) los cielos y la tierra" (Génesis 1.1) El nombre plural con el verbo en singular nos muestra a la Trinidad actuando como una unidad. El verbo en singular nos muestra que había un Ser actuando, mientras que el nombre plural nos revela tres personas en una esencia Divina. El plural para Dios ocurre mucho más frecuentemente que el singular.

  2. Tenemos la Tri-unidad en la expresión en plural usada por Dios al hablar de sí mismo. Y dijo Dios: "Hagamos al hombre a nuestra imagen, conforme a nuestra semejanza" (Génesis 1.26); "Ahora pues, descendamos, y confundamos allí sus lenguas" (Génesis 11.7)

  3. Una trinidad de personas divinas fue manifestada en el bautismo de Jesús. el Hijo encarnado estaba siendo bautizado; El Padre fue manifestado por la voz que se escuchó; y el Espíritu apareció en la forma de una paloma (Mt. 3.16-17)

  4. Tenemos la Trinidad en la fórmula bautismal de la gran comisión en Mt. 28.19. He aquí la lectura: "...bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo"

La Tri-Unidad reflejada en la creación

Mientras que no hay nada en la creación para explicar o dar cuenta de la tri-unidad de Dios, la tri-unidad explica la creación. Este es un tri-universo, una creación de tres en uno. Uno de los verdaderamente grandes libros de nuestros días es aquel libro titulado "Los secretos de Universo" por Nathan R. Wood. en este extraordinario libro el autor muestra que el universo es lo que es, debido a que fue creado por Dios Tri-uno. Primero muestra que el universo físico o exterior es una tri-unidad. las cosas básicas son espacio, materia y tiempo, tres modos de existencia y como Dios cada una es un todo. Y cada una de estas cosas básicas es una tri-unidad. El espacio tiene tres dimensiones: largura, anchura y altura. Cada una es el todo del espacio y aún así hay tres dimensiones distintas. La materia está compuesta de tres cosas: Energía, movimiento, fenómenos; tres modos de existencia, distintos y todavía uno, y cada uno es un todo. Y como el tiempo del universo tiene tres cabos absolutos: pasado, presente, futuro; distintos y todavía cada uno es el todo. Todo el tiempo es o ha sido futuro, el futuro lo incluye todo. Todo el tiempo es, ha sido o será presente. Y todo el tiempo es o será pasado.

Luego, el autor toma el alma o lo que él llama el universo interior, y muestra que el alma del hombres es una tri-unidad, esto es, tres modos de existencia. El los llama natural, personal, personalidad; distintos y todavía cada uno es el todo del alma; tres en uno y uno en tres. y aquí el autor muestra como el hombre como un alma, refleja al Trino Dios en una manera que la creación física no lo hace. El hace que Dios sea la llave que abre el misterio. En una forma resumida, el autor dice que: "La estructura del universo, la naturaleza del espacio, de la material, del tiempo, de la vida humana, atestiguan la Trinidad. Ellos reflejan la Trinidad. Ellos requieren la existencia de la Trinidad. La Trinidad les explica a ellos".

El autor choca con la teoría de la relatividad de Einstein con el argumento de la cuarta dimensión en el proverbio del sombrero aplastado. La diferencia entre Einstein  y Wood es la diferencia entre el ateo y el creyente acercándose al secreto del universo.

La gracia en la Trinidad

 

Las tres personas de la Divinidad están igualmente inclinadas y llenas de gracia hacia los pecadores. La gracia del Padre, del hijo y del Espíritu Santo son igual en grado y extensión, pero distintas en su operación y administración.

 

  1. El Padre es la fuente de toda gracia. El propuso la realización y el plan de la gracia. El formuló el pacto de gracia e ideó los medios "por los cuales los pobres pecadores no fueron excluidos de el". El hizo la elección por gracia de los que serían objetos de Su gracia, y venido al cumplimiento de tiempo envió a Su Hijo al mundo para ser el mediador de Su gracia.

  2. El eternal Hijo es el canal  de la gracia. El único camino por el cual la gracia puede enriquecer al pecador es a través del Señor Jesucristo. ¡Que no piensen los menospreciadores del Hijo de Dios que recibirán algún beneficio de la gracia de Dios! La obra del Hijo reconcilió la gracia y la justicia, como está escrito: "La misericordia y la verdad se encontraron: La justicia y la paz se besaron" (Salmos 85.10).

 

Salmos 85.10 La misericordia y la verdad se encontraron; La justicia y la paz se besaron.

 

  1. El Espíritu Santo es administrador de la gracia. Sin la operación de la gracia del Espíritu Santo en la conversión, ningún pecador llegaría jamás a ser un beneficiario de la gracia. El Espíritu toma de las cosas de Cristo para otorgarlas al pecador. El vivifica todas las almas que el Padre escogió, y conduce a Cristo Jesús a todas las ovejas por las cuales el buen pastor puso su vida (vea Jn.10.11). La conquista el endurecido corazón y limpia la detestable lepra espiritual. El abre los ojos cegados y los oídos ensordecidos por el pecado. El bendito Espíritu Santo revela la gracia del Padre y aplica la gracia del Hijo.

 

Jn.10.11 Yo soy el buen pastor;  el buen pastor su vida da por las ovejas.

La Santidad de la Trinidad

La santidad pertenece por igual a las tres personas de la divinidad; ellas participan de la misma común e indivisible naturaleza. El Espíritu es generalmente llamado el Espíritu Santo. Nuestro Señor Jesucristo se dirige al Padre bajo el atractivo título "Santo Padre" (Jn. 17.11). El Señor Jesucristo es llamado tan solo en el libro de Isaías por más de 30 veces como "el Santo de Israel". El demonio mismo le dijo "Se quién eres, el Santo de Dios" (Marcos 1.24). El Espíritu Santo es el autor de la santidad en los hombres. El hombre, en su estado natural y caído, está moralmente en un estado caótico; su entendimiento está entenebrecido y él está espiritualmente deformado y feo. El Espíritu Santo es la persona Divina que restaura al hombre caído, trayendo orden y belleza donde había caos; El disipa las tinieblas y difunde luz espiritual por medio del evangelio. El hombre salvo debe ser agradecido al bendito Espíritu Santo por toda la luz que tiene acerca de las cosas espirituales.

Ministerio 100% bíblico
Hacemos traducciones cristianas del Inglés - Español - Inglés
Consulta nuestro índice de libros que podemos traducir para tí.
Tenemos obras cristianas desde el siglo XV en formato electrónico.

"Pero en cuanto a ti, enseña lo que está de acuerdo con la sana doctrina. Porque vendrá tiempo cuando no soportarán la sana doctrina, sino que teniendo comezón de oídos, acumularán para sí maestros conforme a sus propios deseos; y apartarán sus oídos de la verdad, y se volverán a mitos." (2 Timoteo 2:1; 4:3-4)

Este sitio está siendo desarrollado por:
Martha Iñiguez Moreno
Por favor, haga llegar cualquier comentario sobre el mismo a:

lady59cat@yahoo.com.mx


Ladycat