Nehemías

Porque por gracia sois salvos

Búsqueda personalizada
Página principal
Página Principal
Regresar al listado de Nehemias
Regresar al listado de Nehemías
Locations of visitors to this page

Texto Bíblico
Referencias

Maquinaciones de los adversarios

Nehemías 6.1-19

1  Cuando oyeron Sanbalat y Tobías y Gesem el árabe,  y los demás de nuestros enemigos,  que yo había edificado el muro,  y que no quedaba en él portillo (aunque hasta aquel tiempo no había puesto las hojas en las puertas),

2  Sanbalat y Gesem enviaron a decirme: Ven y reunámonos en alguna de las aldeas en el campo de Ono.  Mas ellos habían pensado hacerme mal.

3  Y les envié mensajeros,  diciendo: Yo hago una gran obra,  y no puedo ir;  porque cesaría la obra,  dejándola yo para ir a vosotros.

4  Y enviaron a mí con el mismo asunto hasta cuatro veces,  y yo les respondí de la misma manera.

5  Entonces Sanbalat envió a mí su criado para decir lo mismo por quinta vez,  con una carta abierta en su mano,

6  en la cual estaba escrito: Se ha oído entre las naciones,  y Gasmu (O, Gesem. H1654 גּשׁמוּ    גּשׁם  geshem  gashmû gheh'-shem, gash-moo' גַּשְׁמוּ Gashmú; lo mismo que 1653; Geshem o Gashmú, un árabe:-Gasmu, Gesem. Se le da el nombre de Gasmu, posiblemente la forma asiria.) lo dice,  que tú y los judíos pensáis rebelaros;  y que por eso edificas tú el muro,  con la mira,  según estas palabras,  de ser tú su rey;

7  y que has puesto profetas que proclamen acerca de ti en Jerusalén,  diciendo: ¡Hay rey en Judá!  Y Ahora serán oídas del rey las tales palabras;  ven,  por tanto,  y consultemos juntos.

8  Entonces envié yo a decirle: No hay tal cosa como dices,  sino que de tu corazón tú lo inventas.

9  Porque todos ellos nos amedrentaban,  diciendo: Se debilitarán las manos de ellos en la obra,  y no será terminada.  Ahora,  pues,  oh Dios,  fortalece tú mis manos.

10  Vine luego a casa de Semaías hijo de Delaía,  hijo de Mehetabel,  porque él estaba encerrado;  el cual me dijo:  Reunámonos en la casa de Dios,  dentro del templo,  y cerremos las puertas del templo,  porque vienen para matarte;  sí,  esta noche vendrán a matarte.

11  Entonces dije: ¿Un hombre como yo ha de huir?  ¿Y quién,  que fuera como yo,  entraría al templo para salvarse la vida?  No entraré.

12  Y entendí que Dios no lo había enviado,  sino que hablaba aquella profecía contra mí porque Tobías y Sanbalat lo habían sobornado.

13  Porque fue sobornado para hacerme temer así,  y que pecase,  y les sirviera de mal nombre con que fuera yo infamado.

14  Acuérdate,  Dios mío,  de Tobías y de Sanbalat,  conforme a estas cosas que hicieron;  también acuérdate de Noadías profetisa,  y de los otros profetas que procuraban infundirme miedo.

15  Fue terminado,  pues,  el muro,  el veinticinco del mes de Elul,  en cincuenta y dos días.

16  Y cuando lo oyeron todos nuestros enemigos,  temieron todas las naciones que estaban alrededor de nosotros,  y se sintieron humillados,  y conocieron que por nuestro Dios había sido hecha esta obra.

17  Asimismo en aquellos días iban muchas cartas de los principales de Judá a Tobías,  y las de Tobías venían a ellos.

18  Porque muchos en Judá se habían conjurado con él,  porque era yerno de Secanías hijo de Ara;  y Johanán su hijo había tomado por mujer a la hija de Mesulam hijo de Berequías.

19  También contaban delante de mí las buenas obras de él,  y a él le referían mis palabras.  Y enviaba Tobías cartas para atemorizarme.

 

El Texto Bíblico esta siendo transcrito por:

Martha Iñiguez Moreno
de La Biblia Devocional de Estudio
Reina Valera Revisión 1960
de La Liga bíblica

Los Textos Paralelos y las Referencias están tomados de:

La Santa Biblia
Reina-Valera (1960)
e-Sword
Versión 7.6.1
Copyright 200-2005
Rick Meyers
All Right reserved worldwide
E-Sword is given freely to all
To learn more visit:
www.e-sword.net/support.html
e-sword is a registered trademark of Rick

 

Ministerio 100% bíblico
Hacemos traducciones cristianas del Inglés - Español - Inglés
Consulta nuestro índice de libros que podemos traducir para tí.
Tenemos obras cristianas desde el siglo XV en formato electrónico.

"Pero en cuanto a ti, enseña lo que está de acuerdo con la sana doctrina. Porque vendrá tiempo cuando no soportarán la sana doctrina, sino que teniendo comezón de oídos, acumularán para sí maestros conforme a sus propios deseos; y apartarán sus oídos de la verdad, y se volverán a mitos." (2 Timoteo 2:1; 4:3-4)

Este sitio está siendo desarrollado por:
Martha Iñiguez Moreno
Por favor, haga llegar cualquier comentario sobre el mismo a:

lady59cat@yahoo.com.mx


Ladycat