La Peregrina

Porque por gracia sois salvos

Búsqueda personalizada
Diccionario bíblico
Página Principal
La Peregrina
Regresar al Listado de la Peregrina
Locations of visitors to this page


CAPITULO II
Cristiana recibe la visita de dos vecinas. .Temerosa procura disuadirla de marcharse; pero Misericordia se decide a acompañarla.

A punto de partir estaban Cristiana y sus hijos, cuando dos vecinas llamaron a la puerta.
-Entrad -dijo Cristiana- si venís en nombre de Dios.
Las mujeres se quedaron atónitas: no estaban acostumbradas a oírla emplear semejante lenguaje. No obstante, entraron, y al ver que su vecina se estaba arreglando para marcharse:
- ¿Qué significa esto? -exclamaron a una voz.
-Estoy preparándome para un viaje -respondió Cristiana, dirigiéndose a la mayor de ellas, que se apellidaba Temerosa. (Esta era hija del sujeto que encontró a Cristiano en el collado Dificultad, y quiso persuadirle a retroceder por temor de los leones.)
TEMEROSA -¿Para qué el viaje?
CRISTIANA -Para seguir a mi buen marido -Y de nuevo, se llenaron de lágrimas sus ojos.
TEM -Espero que no harás tal cosa. Piensa en tus hijos y no seas necia.
CRIST - Mis hijos me acompañarán. Ni uno de ellos quiere quedarse.
TEM - ¿Quién te ha metido en la cabeza estas ideas estrafalarias?
CRIST - ¡Oh, amiga mía! Si supieras lo que yo, no dudo que irías tú conmigo.
TEM - ¡Veamos! ¿Qué nuevo saber es éste, que te induce a ponerte mal con tus amigas, y andar a caza de quimeras?
CRIST - La salida de mi marido me dejó muy afligida, y sobre todo, desde que atravesó el río he quedado sumamente acongojada. Lo que más me inquieta es la diferencia de mi conducta hacia él, mientras gemía bajo el peso de su carga. Además, siento ahora la misma resolución que mi marido sentía, y a todo trance quiero empezar mi peregrinación. Anoche soñaba que le veía. ¡Ojalá estuviese con él! Mora ya en presencia de su Rey; se sienta con El y come a su mesa. Es compañero ahora de seres inmortales, y el palacio más lujoso del mundo me parece un muladar en comparación de la morada que se le ha proporcionado. El mismo soberano me ha enviado a llamar, con promesas de una acogida cariñosa, si acudo a Él. Su mensajero acaba de salir, habiéndome traído una carta de invitación.
Acto continuo sacó la carta y se la leyó, añadiendo:
-Ahora bien; ¿qué opinas de esto?
TEM. -Que tu marido fue un mentecato, por haberse aventurado tan temerariamente, y que tú no le vas en zaga. ¿Acaso no has oído hablar de las dificultades con que tropezó tu marido tan luego como dio el primer paso por aquel camino? De esto, nuestros vecinos Obstinado y Flexible pueden dar fe, pues le acompañaron, hasta que, como hombres sesudos, tuvieron miedo de ir más adelante. Adelante, hemos oído contar los encuentros que tuvo con los leones, con Apollyón, con la Sombra-de Muerte y otras muchas cosas. No debes tampoco olvidarte de lo que le pasó en la Feria de Vanidad; y si él, que era hombre, se vio tan apurado, ¿qué puedes hacer tú que no eres sino una débil mujer? Repara en que estos cuatro angelitos son tus hijos, tu carne y tus huesos. Aunque no estimes tu vida, ten compasión del fruto de tu cuerpo, y quédate en casa.
Pero Cristiana contestó en los siguientes términos:
-Es inútil cuanto digas, vecina. Se me ofrece una ocasión oportuna para alcanzar las riquezas eternas, y sería realmente necia si despreciara tal oportunidad. Aunque me acuerdas las penas y dificultades que probablemente enfrentaré por el camino, éstas, lejos de desanimarme, me convencen de que tengo razón. Antes que lo dulce ha de venir lo amargo, y esto mismo realza la dulzura de aquella. Por lo cual, puesto que no vienes en nombre de Dios, como dije, te ruego que te retires y me dejes en paz. Después de proferir algunas injurias, dirigióse Temerosa su compañera:
-Vamos, amiga Misericordia -dijo; -ya que rechaza estros consejos y desprecia nuestra compañía, dejémosla.
Pero ésta no se hallaba dispuesta a abandonar tan fácilmente a su vecina, por dos razones: primera, por cuanto sentía un amor entrañable hacia Cristiana, y decía para sí -Si  está decidida a marcharse, la acompañaré un rato y ayudaré en lo que pueda. -Además, no se sentía ya muy tranquila con respecto a su propia alma, y las palabras de Cristiana la habían impresionado algún tanto. Por eso reflexionaba entre sí de este modo:
-Hablaré con ella más detenidamente sobre estos asuntos, y si encuentro que no ha padecido ninguna alucinación, la acompañaré.  - Así resuelta, replicó a su vecina:
-Espero que no llevarás a mal el que me quede; pero puesto que Cristiana se está despidiendo de su país, tengo deseos de acompañarla un rato, ya que tan hermosa está la mañana -Guardó, sin embargo, para sí la segunda razón.
TEM - ¡Anda! Veo que tú también estás para locuras; pero antes de que sea demasiado tarde, mira bien lo que haces. Al peligro, con tiento, como dijo el otro; y quien busca el peligro, en el perece. Adiós.
Dicho esto, se separaron: Cristiana, para emprender su viaje, y Temerosa, para volver a su casa. Una vez allí, ésta envió a llamar a unas cuantas vecinas suyas, cuales eran las señoras Obcecada, Inconsiderada, Liviandad é Ignorancia. Cuando llegaron, las enteró de lo sucedido con Cristiana y de su proyectado viaje.
Teniendo poco que hacer esta mañana -dijo,-me fui a hacer una visita a Cristiana.
Al llegar a la puerta llamé, según nuestra costumbre, y me respondió: .Si vienes en nombre de Dios, entra - Entré, pues, sin sospechar que hubiese novedad; pero la hallé arreglándose para salir del pueblo con sus hijos. Le pregunté qué significaba aquello, y, en resumidas cuentas, me dijo que era su ánimo ir en peregrinación como hizo su marido. Me contó también un sueño que había tenido, y cómo el Rey del país que habita su esposo le había enviado una carta invitándola a dirigirse allá.
IGNORANCIA - ¡Cómo! ¿Te parece que irá?
TEM - Sí que irá, venga lo que viniere; y te diré por qué lo creo. Lo que para mí era un argumento poderoso para persuadirla a abandonar la empresa (es decir, las penas y fatigas que de seguro encontrará en el camino), es para ella un gran incentivo para emprender el viaje, pues me dijo, palabra por palabra: -Antes que lo dulce viene lo amargo, y esto mismo realza la dulzura de aquello.
OBCECADA - ¡Vaya una mujer ciega y loca! ¿Y no ha escarmentado con las aflicciones de su marido? Por mi parte, segura estoy que si él estuviera aquí de nuevo, se contentaría con salvar el pellejo y no correría tantos riegos por nada. La señora Inconsiderada tomó la palabra diciendo:
-¡Váyanse cuando quieran del pueblo locos tan fantásticos! Buen desembarazo, digo yo. Aunque se quedara, siguiese con estas ideas, nadie podría vivir tranquilamente a su lado; pues o bien estaría melancólica é irascible con los vecinos, o hablaría de asuntos que ninguno de buen juicio puede aguantar. Yo os prometo que no lloraré su partida: que vaya en hora buena, y vengan otros mejores en su lugar. El mundo ha degenerado mucho desde que abundan estos caprichosos babiecas.
Luego añadió la señora Liviandad:

-Vamos, dejémonos de tales asuntos y hablemos de otra cosa. Ayer estuve en casa de la señora Sensualidad, donde nos divertimos mucho. Figuraos que allí estaba la señora Amor-carnal con otras tres o cuatro, además del señor Lujurioso, la señora Impureza y otros. Nos entretuvieron con música y danzas y todo cuanto podía construir a nuestro placer. Es seguro que la señora de la casa posee una educación esmerada y el señor Lujurioso es también un finísimo caballero.

Ministerio 100% bíblico
Hacemos traducciones cristianas del Inglés - Español - Inglés
Consulta nuestro índice de libros que podemos traducir para tí.
Tenemos obras cristianas desde el siglo XV en formato electrónico.

"Pero en cuanto a ti, enseña lo que está de acuerdo con la sana doctrina. Porque vendrá tiempo cuando no soportarán la sana doctrina, sino que teniendo comezón de oídos, acumularán para sí maestros conforme a sus propios deseos; y apartarán sus oídos de la verdad, y se volverán a mitos." (2 Timoteo 2:1; 4:3-4)

Este sitio está siendo desarrollado por:
Martha Iñiguez Moreno
Por favor, haga llegar cualquier comentario sobre el mismo a:

lady59cat@yahoo.com.mx


Ladycat